Sábado, 16 de diciembre de 2017

Español Inglés

22/10/2014

LA TRANSICIÓN ELECTORAL DE ALIANZA POPULAR EN LA PROVINCIA DE CIUDAD REAL (1979-1983)

The main purpose of this study is to delve into the origins and consolidation of the political organization Alianza Popular, from the moment of its formation as a national political organization until its implementation in the province of Ciudad Real.
On the other hand, this research aims to examine the main features of the right-wing conservatives, its most influential managing body, its congresses and, more specifically, its electoral evolution from 1979 until 1983, when this political force consolidates thanks to the good election results in the province of Ciudad Real.

LA TRANSICIÓN ELECTORAL DE ALIANZA POPULAR EN LA PROVINCIA DE CIUDAD REAL  (1979-1983)

Esta investigación se centra en el periodo final de la Transición española, entendiendo aquí este período como el que transcurre desde las elecciones generales de 1982 hasta los comicios municipales y regionales de 1983. Se prestará aquí atención especial a los dirigentes políticos durante la transición, a sus relaciones con el anterior estamento de poder, a las doctrinas políticas por ellos defendidas, a los congresos provinciales en los que la organización fue adquiriendo forma, a sus luchas internas, a las determinantes e inevitables relaciones con “Madrid”, al trasvase de miembros desde UCD y otros casos de transferencias de personal político.

Son tan sólo algunas de las cuestiones que se abordarán, sumando a todo ello un análisis pormenorizado de los resultados y campañas electorales, renovación de cargos tras los fracasos electorales, ejemplos de Juntas Locales en localidades de la Provincia, etc.…

Todo ello haciendo una síntesis crítica de los diferentes aspectos que produjeron cambios importantes en la estructura tanto ideológica como jerárquica del partido, para poder comprender la trayectoria política de AP en Ciudad Real, sin dejar nunca de lado la perspectiva siempre necesaria que otorgará atender al ámbito nacional, realizando un análisis paralelo de los acontecimientos en ambos niveles.

En este sentido, el presente trabajo intenta huir de los clásicos prejuicios contra la historia local para defender rotundamente que el uso de instrumentos ópticos de análisis sociopolítico que permitan el examen micro del devenir histórico ayudan siempre a un mejor dimensionamiento de lo macro ya que los balances de los procesos globales puedan ser efectuados con mayor criterio y con una acumulación de registros fácticos susceptibles de otorgarles mayor coherencia.

Transcurre este trabajo por todo el período final de la transición, haciendo especial hincapié en las consultas electorales y los congresos del partido. Acaba en 1983 porque con los resultados de las elecciones de mayo de ese año se puede decir que AP está consolidada como fuerza política en el conjunto del Estado, en la región castellano-manchega y por ende en Ciudad Real: con un porcentaje de voto del 35,91%, en las elecciones municipales de 1983, frente al 12,66% de las elecciones generales de 1977, y sumado a ello los cuatrocientos diez concejales, nueve diputados provinciales, cuatro parlamentarios regionales y treinta y siete Alcaldes[1] en las municipales y autonómicas de 1983, y añadiendo al Senador y a los dos Diputados nacionales obtenidos en octubre de 1982. Esto consolidaría a AP como el partido de referencia para la derecha ciudadrealeña y una seria alternativa de gobierno en las distintas administraciones de ámbito local y provincial.

 

 

2. AP COMO ALTERNATIVA: CONSOLIDACIÓN Y CAMBIO DE RUMBO

 

Un ascenso imparable iniciado desde el fracaso en el ciclo electoral de 1979 y producido por una inevitable autocrítica de sus dirigentes, provocaron un cambio de rumbo de la formación política hacia posturas más centristas  que fueron las causas del relanzamiento de AP como alternativa real de gobierno. También hay que subrayar que el ascenso de AP está íntimamente relacionado con la crisis y caída de UCD, ya que AP consigue llegar a gran parte de su electorado y ocupar su lugar como fuerza política mayoritaria del espectro de centro-derecha español.

 Pasadas las elecciones municipales de1979, desde la dirección nacional se hace un análisis de la situación en la que se encuentra el partido, una situación de suma gravedad debido al descalabro electoral sufrido. Para lograr un cambio de rumbo en la organización, entre otras acciones, se puso en marcha una nueva campaña de afiliación para llegar a todos los rincones de España y poder ampliar el electorado.  Esta campaña, junto a la celebración de los congresos provinciales previos al Congreso Nacional, fueron los ejes de la actividad organizativa desarrollada desde mediados de junio de 1979 en nueve provincias consideradas para la organización central de AP lo suficientemente fuertes como para iniciar dicho proceso: Madrid, Salamanca, Guadalajara, Valladolid, Zamora, Toledo, Albacete, Murcia y Ciudad Real donde se consiguen 223 nuevos afiliados. Esta nueva suma de afiliaciones en Ciudad Real pone de relevancia la fuerza e importancia que tiene la provincia para la dirección nacional. La nueva campaña tuvo como vehículos principales de transmisión los medios de comunicación y la realización de actividades públicas.

Parece evidente que durante el último trimestre de 1979 AP iniciara el proceso de recuperación de la organización sobre todo teniendo en cuenta las horas bajas de partida que supusieron las dos grandes derrotas electorales de marzo y abril de 1979. Este objetivo, a nivel estatal, se ve satisfecho parcialmente en las elecciones autonómicas gallegas y andaluzas.  También fue favorable para AP la desintegración de UCD en el periodo 1980-1982, que es aprovechado por AP con su nuevo plan de expansión llevado a cabo desde marzo de 1981 a marzo de 1982. Como muestra de ello, se pasa de 18.475 afiliados en toda España en enero de 1981 a 41.902 afiliados en enero de 1982,siendo a escala nacional el segundo partido con mayor número de afiliados tras el PSOE, y de 800 juntas locales a 2.087 en menos de un año, según los datos recopilados de las propias circulares de AP.[2]

En la provincia de Ciudad Real el 17 de noviembre de 1979 se celebra el III Congreso Provincial de AP, desarrollado en el salón del restaurante cuatro caminos de Piedrabuena, con la presencia una vez más del Presidente Nacional Manuel Fraga, que tras la dimisión de Pastor Ridruejo pocos días antes, se había hecho cargo del partido interinamente. El acto estuvo presidido por Fraga y García Balaguer y moderado por Miguel Henríquez de Luna[3]. La primera ponencia fue defendida por Domingo Triguero, tesorero provincial de AP,  acerca de la situación económica del partido y los pasos a seguir en el futuro. Después se eligió a los nuevos miembros de la Junta Directiva Provincial, con un nuevo sistema de voto, elaborándose una lista única con voto limitado a diez personas, equivalente al número de puestos a cubrir, ya que el resto estaría integrado por los concejales electos y los presidentes de las juntas locales, resultando elegidos:

-                     Presidenta: Consuelo García Balaguer

-                     Secretario General: Felipe Alarcón

-                     Vicepresidente: José Minguijón Ortiz

-                     Vicesecretaria: Milagros Ordejón

-                     Tesorero: Fernando Cabanes

-                     Vocales: Julio Romero, Asunción Ruiz Valdepeñas, Luis Toledano, Camilo González y José Antonio Alarcón

 

Entre los componentes electos de esta junta que vuelve a presidir García Balaguer, se advierte una clara renovación. El de más edad tiene cuarenta años y la mayoría son técnicos medios. Fraga clausuró el congreso reafirmando la identidad de AP como “una fuerza de centro derecha, constitucional y nacional, capaz de una política enérgica y con visión de futuro, que podrá sacar al país de la grave crisis en la que se encuentra”.[4] Finalizó el discurso entre los aplausos de los casi ochocientos asistentes.

Posteriormente el 14, 15 y 16 de diciembre de 1979 se celebraba en Madrid el III Congreso Nacional de AP, un congreso en el que se debía dar forma a las nuevas estructuras para que el partido se renovara y acercara al electorado tras las disputas surgidas meses anteriores entre las distintas familias a causa de la salida de la Federación de varios líderes por discrepancias internas con Manuel Fraga.

Fraga resultó elegido Presidente y Jorge Verstrynge Secretario General.  Por parte de la delegación ciudadrealeña en el Congreso, veinte fueron los compromisarios participantes, siendo siete miembros de Nuevas Generaciones.

La ponencia política fue leída por Fraga en la que expuso “que AP quiere una España moderna, con libertades, con autonomía, con democracia, con tolerancia, con apertura al exterior, pero que sea España, no una nación destruida, empobrecida y disuelta”.[5] La ponencia estatutaria corrió a cargo de José María Ruiz Gallardón, que presentó unos nuevos estatutos marcados por el carácter presidencialista, que estipulaban las competencias de los órganos de gobierno territoriales y los derechos y obligaciones de los afiliados.

Habiéndose celebrado los congresos provinciales y nacionales, faltaba la celebración de los congresos regionales.  Así se llegó al 25 y 26 de octubre de 1980 cuando se celebró el I Congreso Regional de Alianza Popular de Castilla-La Mancha. Fraga que había pasado el día 25 de octubre en Ciudad Real en visita privada, se incorporó el día siguiente al Congreso para clausurarlo. Las ponencias fueron las siguientes:

-                     Agricultura de la región, presentada por Ciudad Real, cuyo ponente fue Ricardo Ibáñez.

-                     Ganadería, presentada por Antonio Frías de Albacete

-                     Educación y familia, por Carlos Torres de Guadalajara.

-                     Autonomía castellano manchega por Jaime Suárez, de Cuenca.

-                     Estatutos por Arturo García Tizón de Toledo.

 

Tras una reñida elección quedó constituida la nueva Junta Directiva Regional de esta forma: Presidente Arturo García Tizón, Presidente Provincial de AP en Toledo. Como Secretario General Santano Cicuendes, Presidente Provincial de AP en Cuenca, y Consuelo García Balaguer representando a Ciudad Real ocuparía una de las tres Vicepresidencias.  Ciudad Real estuvo poco representada en esta primera Junta Directiva Provincial, con solo cuatro cargos, siendo el de mayor importancia la vicepresidencia ocupada por García Balaguer.  El Congreso se cerraría con un gran mitin en el cine Lúcar de Toledo, donde Fraga afirmó la vocación de Alianza Popular de alternativa seria para el Gobierno de España[6].

Pasados unos meses, y continuando con la renovación de la estructura orgánica del Partido el 13, 14 y 15 de febrero de 1981 se celebraba en Madrid el IV Congreso Nacional de AP. El Congreso en palabras de Verstrynge sería “una confirmación de la línea marcada en el congreso anterior, línea democrática y progresista dentro de un conservadurismo de corte europeo”[7]. Fue un Congreso de ampliación del Comité Ejecutivo, partiendo de las aportaciones de nuevos elementos a la Federación y de las bases del partido. Se procedió a una concreción mayor del programa del Partido y de las soluciones del país.

El Comité Ejecutivo Nacional quedó conformado por el Presidente Manuel Fraga, Vicepresidentes, Fernando Suárez, Álvaro Lapuerta, Abel Matutes, Manuel Cantarero, Gabriel Camuñas Solís, José Antonio Trillo, Félix Pastor, José María Ruiz Gallardón, Luis Ortiz, Manuel García Vigo, Antonio Hernández Mancha, Antonio Montesinos y como Secretario General Jorge Verstrynge y Tesorera Begoña Urquijo y Eulate.

Por su parte el partido socialista de Ciudad Real sufría una grave crisis interna durante la primavera y verano de 1981, entre el sector procedente del PSP, profesionales de la educación en su mayoría, y los antiguos militantes del PSOE. Este hecho hace que se produzcan cambios en la Ejecutiva Provincial y disputas dentro del grupo de diputados provinciales. Como resultado, finalmente Domingo Sánchez Miras dimite.

Mientras, UCD mantiene el indiscutible liderazgo de Blas Camacho Zancada en la provincia. Es apoyado por importantes figuras como Antonio López-Casero (Alcalde de Campo de Criptana 1971-1977 y Director General de Farmacia 1977-1979)  y  Carlos Calatayud Maldonado, en un proceso de readaptación del centro-derecha  a nivel provincial a los nuevos tiempos. Se observan claramente pues las distintas posturas a nivel ideológico y social entre  Blas Camacho y anteriormente Luis Martínez Gutiérrez, como líderes políticos en la provincia.

En la provincia, Nuevas Generaciones de Alianza Popular celebraba una Junta directiva Provincial y posteriormente un acto, el día 28 de agosto de 1981, en la sede provincial. Se contó con la presencia del Vicesecretario Nacional de NNGG, Antonio Martín Beamunt, el Presidente Provincial de NNGG, Julián Plaza Sánchez y la Presidenta Provincial de AP Consuelo García Balaguer. Martín Beamunt anunció que el ritmo de afiliaciones a la organización juvenil había crecido bastante en los últimos meses, llegando a catorce mil afiliaciones en toda España y más de cien en la provincia de Ciudad Real. La procedencia ideológica de estos afiliados era de matiz conservador, otros eran procedentes de UCD y unos pocos de la izquierda, sin constatar ninguna deserción. En cuanto a los sectores de procedencia explicó, que el sector estudiantil era el predominante, aunque los jóvenes agricultores estaban aumentando cuantiosamente, sobretodo en esta provincia.

Respecto a la creación de la universidad regional, NNGG manifestó su unánime y enérgico apoyo a esta iniciativa tan beneficiosa para los jóvenes de la región. Martín Beamunt tras finalizar el acto, marchó a Campo de Criptana para mantener un encuentro con su presidente local de NNGG José Minguijón Colastra y afiliados y simpatizantes[8].

El 31 de octubre se celebró en Ciudad Real el III Congreso Provincial de Nuevas Generaciones de AP. Asistió al mismo, Gonzalo Robles Orozco como Secretario de Organización del Comité Ejecutivo Nacional, José Ignacio Natividad, como Presidente Regional de NNGG y todos los presidentes de las juntas locales de la provincia.  Se aprobaron las dos ponencias expuestas, sobre Universidad y organización interna. Se eligió una nueva Junta Directiva Provincial presidida por Fernando Cabanes Ordejón, como Secretario Miguel Ángel Muñoz Madroño, Gracía Carbelo de Tesorera, José Minguijón Colastra como Vicepresidente y Pilar Ruiz como Vicesecretaria, junto a Purificación Muñoz que fue elegida Vicetesorera.[9]

El 10 de noviembre de 1981 se produjo un hecho de gran importancia en la vida política nacional y por ende también en la provincial.  Manuel Díaz-Pinés, Diputado Nacional por UCD en la provincia de Ciudad Real, cesa del grupo parlamentario ucedista y se incorpora al grupo mixto. El 17 de diciembre solicita su pase al grupo parlamentario de CD-AP, en el que se integra el 1 de febrero de 1982, siendo el único parlamentario de AP de Castilla-La Mancha en el Congreso de los Diputados y resultando casi automáticamente elegido miembro de su Comité Ejecutivo Nacional por el V Congreso Nacional de AP celebrado en Febrero de 1982. 

En declaraciones del Propio Díaz-Pinés, su salida se vinculaba al que consideraba que había sido alejamiento progresivo de UCD de su electorado. A ello se sumaría su creencia de que sus dirigentes tan solo se preocupaban del mantenimiento del poder conseguido.  Díaz-Pinés hizo igualmente alusiones a cuestiones personales relacionadas con su propia moral cristiana en torno a la Ley del divorcio y a opiniones profesionales respecto a la nueva Ley de Universidades, en las que se opuso frontalmente a lo defendido por su Partido.

El 20 de enero de 1982 se realizó una reunión de afiliados y simpatizantes de AP en Villarubia de los Ojos. En ella la Presidenta Provincial, García Balaguer, repasó la marcha ascendente de la agrupación política a nivel nacional con la victoria en las elecciones autonómicas gallegas, con el nuevo gobierno aliancista de Gerardo Fernández Albor. Igualmente hizo alusión a la llegada del nuevo Secretario Técnico provincial Carlos Palop López, cuya incorporación buscaba el mejorar los aspectos organizativos internos.  También intervino el nuevo parlamentario aliancista Manuel Díaz-Pinés quien informó a los afiliados de temas de política nacional.  Asistieron al acto el Secretario Provincial Fernando Cabanes, la Junta Local de Villarubia de los Ojos, de Fuente el Fresno y el Presidente Local de Daimiel, Jesualdo Sánchez Bustos, entre otros.[10]

Durante los días 20 y 21 de febrero se celebró el V Congreso Nacional de AP, donde la nota predominante fue la continuidad respecto a los anteriores congresos, exceptuando la salida del partido de Félix Pastor Ridruejo anterior presidente. Fraga volvió a ser reelegido Presidente Nacional de la formación política y Jorge Verstrynge Secretario General.

En rueda de prensa el día 1 de marzo de 1982 en la sede provincial de AP  situada en la calle Ramón y Cajal 1 piso 5º A, Manuel Díaz-Pinés habló de diversos temas de actualidad política. Entre ellos, hay que subrayar la visita del Ministro de Agricultura a la provincia, en la que Díaz-Pinés tomó parte aunque no fuera invitado. Otros temas fueron la creación de la Universidad regional, el V Congreso Nacional en el que él había sido nombrado miembro del Comité Ejecutivo Nacional, y la actitud del partido en el tercer aniversario de las elecciones legislativas del 79.  El diputado estuvo acompañado por la Presidenta y el Secretario Provincial respectivamente.[11]

La actividad política no cesaba durante estos meses previos a las elecciones legislativas que se habrían de convocar para el 28 de octubre de 1982. En este sentido, Nuevas Generaciones mantenía el 5 de marzo un Comité Ejecutivo Provincial, donde se trataron aspectos relativos a la participación en el Congreso Regional de NNGG del 14 de marzo en Guadalajara y la puesta en marcha de un plan de expansión provincial para crear nuevas juntas locales de NNGG en toda la provincia. Se dio cuenta de la visita que hizo el Presidente Nacional de NNGG, Antonio Martin Beamunt, a Alcázar de San Juan para hablar sobre Alianza Popular y la juventud. Por último se expusieron problemas que ocupaban la actualidad del momento como el paro juvenil, la creación de una campaña de información sobre la Ley de Autonomía Universitaria, y la ratificación de las palabras que García Balaguer había realizado unos días antes respecto a la universidad regional, apoyando la creación de un único campus centralizado en Alcázar de San Juan.[12]

El 30 de abril de 1982, Manuel Fraga inauguraba en Tomelloso la nueva sede local de la formación aliancista, en compañía del Presidente Local, Rafael Torres Jiménez, de Díaz-Pinés y de García Balaguer. A continuación tuvo lugar un multitudinario acto público en el teatro Serna, donde Fraga reiteró su compromiso con la provincia a la que acudió gran cantidad de veces. Presentó las líneas maestras del programa que el Partido presentaría en las próximas elecciones autonómicas en Andalucía el 23 de mayo, en las que resultaría ser la segunda fuerza política más votada, detrás del PSOE.[13]

El 13 de mayo se vuelve a reunir en Ciudad Real, la Junta Directiva Provincial de AP para informar sobre el progresivo crecimiento del número de afiliaciones en los últimos meses, y para reafirmar la confianza en todos los concejales aliancistas de la provincia. Esta reafirmación se hizo ante el voto de censura realizado en el Ayuntamiento de Daimiel al concejal de AP Santos Herreros[14].

Buena prueba del proceso de consolidación organizativa de la formación a nivel provincial fue la apertura de nuevas sedes locales. El 26 de junio, Jorge Verstrynge, Secretario General nacional, sería el encargado de inaugurar la nueva sede local de AP en Valdepeñas, junto a la Presidenta Provincial y el Presidente Local y futuro parlamentario por Cuenca, Pablo Paños Martí. La nueva sede estaría situada en la tercera planta del edificio París.  Ese mismo día Verstrynge también visito Ciudad Real, Daimiel, Manzanares y Tomelloso.[15]

En el ámbito nacional, UCD seguía en caída libre hacia su disolución, prueba de ello es que el 20 de julio, veinte parlamentarios ucedistas, abandonan el grupo parlamentario y fundan el PDP (Partido Demócrata Popular), con Óscar Alzaga a la cabeza.

De cara ya a los comicios legislativos de octubre, y ya introducidos en precampaña electoral,  AP constituyó el Comité Electoral provincial el 4 de agosto, con la presidencia de García Balaguer, la secretaria para Pilar Ruiz García y las vocalías de García Santillán de los Ríos, Segundo Trujillo, José Minguijón Ortiz, Domingo Triguero, Camilo González, Mauricio Ledesma y Luis Toledano.[16] También se nombró a nueve coordinadores comarcales para apoyar a las juntas locales en las próximas elecciones municipales.

El 1 de septiembre, ante los rumores que circulaban en torno a las candidaturas para los comicios generales, Consuelo García Balaguer renunciaba por motivos personales a encabezar la lista al Congreso o al Senado. Por otra parte Fraga le había ofrecido a García Balaguer liderar cualquiera de las dos listas, pero si aceptaba debía hacer efectiva la renuncia al Comité Electoral el 31 de agosto, acción que no realizó.  En palabras de la Presidenta Provincial “le hubiera gustado ir en las listas al Senado, ya que se elige a la persona”, pero estimó más conveniente que debía de continuar al frente del Comité Electoral y del Partido.[17]  Ante esta negativa de García Balaguer, Fraga propuso a Díaz-Pinés como candidato número uno al Congreso, proposición a la que la Presidenta Provincial se negó rotundamente ofreciendo ella a Juan Ángel del Rey Castellanos como cabeza de lista.  La tensión entre García Balaguer y Fraga aumentó considerablemente, aunque finalmente García Balaguer consiguió imponer su criterio llevando con total secretismo la lista a última hora del plazo de presentación de candidaturas al juzgado. Este hecho marcó consecuencias negativas en el Partido para ella en un futuro cercano.[18]

En el siguiente comité electoral provincial se marcaron tres líneas de actuación rotundas. La primera era que la organización estaría presente en todos los pueblos y anejos de la provincia para esta campaña electoral. La segunda que ya existían posibles candidatos a estudiar por parte del Comité Electoral y la tercera que el Comité Ejecutivo no responsabilizaba de todos los comentarios efectuados por afiliados y miembros del partido durante la campaña electoral.

Inmersos en plena precampaña electoral, el 8 de septiembre en rueda de prensa, AP por medio de García Balaguer, Díaz-Pinés y el gerente regional Guillermo Texidor Nachón, anunciaron la visita que Fraga iba a realizar el día 11 de septiembre a Puertollano,  Manzanares y Ciudad Real, para inaugurar sus nuevas sedes, terminando con el primer mitin electoral de Fraga en el hotel Castillos de la capital.  También se trató sobre la posible coalición junto a UCD en busca de la “mayoría natural”, hecho que finalmente no tuvo lugar, ya que UCD declinó finalmente esta posibilidad. Aunque si se produjo la coalición electoral de AP con el PDP de Oscar Alzaga, en su inmensa mayoría antiguos militantes de UCD. En otro orden de cosas, García Balaguer informó que Gonzalo Payo, por entonces Presidente de la  Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, le informó que había sido elegida como miembro de esta la asamblea regional María Victoria García Sánchez, concejal de AP en Tomelloso.[19]   

La presentación oficial de la candidatura provincial de AP al Congreso y al Senado tuvo lugar produjo el 22 de septiembre, en la nueva sede de la calle Mártires 3 de la capital. La presentación corrió a cargo de la Presidenta del Comité Electoral y Presidenta Provincial García Balaguer quién presentó a Juan Ángel del Rey Castellanos, médico de 52, natural de Álava y afincado en Ciudad Real como número uno al Congreso. La candidatura continuaba con de Manuel Díaz-Pinés de 41  años de número dos, Rafael Torres Jiménez perito agrícola de 41 años de Tomelloso de número tres, José Antonio Antequera Giner, economista de 39 años de Miguelturra, de cuatro; y Ana Ruiz-Moyano Balmaseda, escritora de 39 años de Malagón en el número cinco.

Para el Senado la lista la integrarían José Luis Moreno-Manzanero Rodríguez de Tembleque abogado madrileño de 44 años en primer lugar, seguido de José Luis Aguilera Bermúdez, abogado ciudadrealeño de 44 años  y Francisco Cañizares de Lera abogado ciudadrealeño de 39 años. Actuando como suplentes en ambas candidaturas, figuraban Felipe Alarcón y Milagros Ordejón.

Por lo tanto, estas nuevas candidaturas sufrieron una considerable renovación respecto a los anteriores comicios. Tan solo repitió Francisco Cañizares de Lera, por lo que se muestra aire fresco y juventud, ya que las edades de los candidatos iban desde los 39 a 52 años, siendo casi todos titulados superiores.

La campaña electoral efectuada por AP estuvo repleta de actos por todas las localidades de la provincia, donde todos los candidatos participaron, se movilizaron y  recibieron el apoyo fundamental de la Dirección Nacional del Partido. Hubo mítines en ciudades importantes como en Valdepeñas el 10 de octubre, en Ciudad Real el 15 de octubre con la presencia del Vocal del Comité Ejecutivo Nacional, Manuel Gasset, nieto del antiguo diputado por Ciudad Real Rafael Gasset.

El mensaje que enviaban los candidatos de AP a la ciudadanía se basaba en el humanismo cristiano y el respeto a las tradiciones propias del pueblo español. Sus eslóganes hacían hincapié en la unidad de España y en la personalidad de su líder: “Es hora de soluciones” y “todos ganaremos con Fraga”.

Los problemas a los que más atención se prestó en la campaña fueron los referentes al sector agrícola y a la conveniencia de introducir inversión privada en los focos industriales de Almadén y Puertollano.

Estos comicios de 1982 iban a suponer un cambio radical en el devenir político del país. Estas terceras elecciones iban a ser muy distintas a las dos anteriores, ya que UCD, el partido ganador de estas últimas, sufría una grave crisis interna y las deserciones de miembros destacados del partido se producían constantemente.[20]  El país pasaba por una grave crisis económica, teniendo al paro como problema más acuciante, junto a una gran oleada de terrorismo y conflictividad social que el Gobierno de Suárez no había podido parar.

Por otro lado, el candidato a la presidencia del Gobierno por UCD, Landelino Lavilla, Presidente del Congreso de los Diputados, no tenía el mismo “tirón” electoral que Adolfo Suárez.  El ex Presidente del Gobierno había fundado un nuevo Partido político unos meses antes para poder concurrir a estas elecciones, CDS (Centro Democrático y Social).

El PSOE con Felipe González como candidato por tercera vez consecutiva, esta vez sí se veía como un aspirante serio a formar gobierno y ganar las elecciones, como así se produjo por amplia mayoría absoluta. El PCE continuaba con Santiago Carrillo como candidato.

AP que sería el partido que más creciera en estas elecciones quedando como segunda fuerza política más votada, mantendría su confianza en su líder indiscutible Manuel Fraga y se uniría en coalición electoral junto al PDP para llegar al máximo electorado posible.

 

TABLA 4

ELECCIONES DEL 28 DE OCTUBRE DE 1982

COMPARATIVA REGIONAL

 

AB

CR

CU

GU

TO

CLM

ESPAÑA

PSOE

53%

54%

45%

38%

46%

49%

48%

AP-PDP

29%

28%

32%

38%

34%

31%

25%

UCD

11%

10%

17%

17%

12%

13%

6%

PCE

5%

3%

3%

4%

4%

4%

4%

Fuente: Atlas Electoral de Castilla-La Mancha (1976-1993), Pág. 43 y 50.

Elaboración propia.

 

Los resultados extraídos de las urnas del 28 de octubre, provocaron un gran impacto político, con unos índices de participación muy importantes de 11,5 puntos más respecto a 1979, lo que serviría de espaldarazo definitivo a la democracia.

A nivel nacional, el PSOE obtuvo doscientos dos diputados cifra record durante toda la democracia con un 48% de los votos frente a los ciento veintiún diputados en 1979. Le siguió la Coalición Popular integrada por AP-PDP que obtiene ciento seis diputados y el 25% de los votos, noventa y seis diputados más que en 1979, siendo la mayor subida de la historia de la democracia.

Por su parte UCD sufre el que bien pudiera calificarse como mayor descalabro de la historia electoral europea, bajando de los ciento sesenta y ocho diputados de 1979 a los doce diputados de 1982 y apenas un 6% de votos.  El PCE también retrocede de veintitrés diputados en 1979 a cuatro en 1982 con un 4% de los sufragios totales.

En la provincia de Ciudad Real, el PSOE obtuvo el 54% de votos, que  se tradujo en las actas de diputado de Manuel Marín y Miguel Ángel Martínez que repetían por tercera vez consecutiva, más Francisco Granados Calero, antiguo miembro del PSP.  AP-PDP obtenía el 28,31% de los votos, más de tres puntos por encima de la media nacional, 79.037 votos en la provincia, es decir 67.378 votos más respecto a 1979, obteniendo las actas de dos diputados para Juan Ángel del Rey Castellanos y Manuel Díaz-Pinés que volvía a ser diputado, esta vez no con UCD sino con AP.

En cuanto al Senado las actas fueron para los socialistas Rogelio Borrás Serra, Emilio Castro Palomares y Fernando Sanz Alonso, y por parte de AP-PDP para José Luis Aguilera Bermúdez con 77.588 votos que aun situado en el puesto número dos, consigue más votos que José Luis Moreno-Manzanero, que ocupaba el puesto uno de AP-PDP con 74.591, y que Francisco Cañizares de Lera con 76.588 votos.

AP-PDP logra imponerse en siete localidades de la provincia: Aldea del Rey, Almedina, Cabezarados, Fontanarejo, Horcajo de los Montes, Villar del Pozo y Fuenllana en donde obtiene sus mejores cifras al superar el 59% de los votos.

El ascenso de AP es notorio también en localidades importantes como Puertollano con 6.479 votos y un 21,44%, Ciudad Real con 10.654 votos y 37,71%, Valdepeñas con 4.043 votos y 27, 62% o Manzanares con 3.176 votos y 31,04%, en todas estas ciudades AP es la segunda fuerza política más votada.

Es significativo el dato de Tomelloso donde apenas se supera el 5% de los votos cosechados tres años antes.  Los peores resultados de AP en la provincia se dan en la localidad de Chillón donde se repite el resultado de 1979 con un 1,16% de votos.[21]

Como conclusión podemos deducir con estos resultados electorales de 1982, que AP ocupa ahora el espectro político dejado por UCD, y le sustituye como fuerza política principal de centro-derecha.  De esta manera AP consigue alejarse de los “fantasmas del pasado”, que relacionaban a esta formación con los medios franquistas. Este logro es producido por una renovación importante en sus cuadros de mando respecto a la formación del partido a nivel provincial en 1976. Hay que subrayar que tras estas elecciones de 1982 Alianza Popular se convierte en la segunda fuerza política del país y por ende, es vista como una verdadera alternativa gobierno en todas las instituciones. Estos comicios son el inicio del bipartidismo político español que se ha mantenido desde 1982 hasta hoy en día. Pero sobre todo son el espaldarazo definitivo para la consolidación de AP y posteriormente el PP, como uno de los dos partidos más importantes de España.

Las elecciones de 1982 como se ha visto aquí permitieron el ascenso de AP hasta la posición de alterativa real de gobierno a nivel estatal. La organización provincial en Ciudad Real había realizado su indiscutible aportación a que esta realidad fuera posible. Pero aún faltaban pasos por dar para considerar que Alianza Popular en Ciudad Real se encontraba plenamente afirmada y consolidada. Esos pasos por cubrir pendientes se relacionaban directamente con dos estadios de organización institucional que, si cabe, interesaban aún más a la formación provincial por su proximidad directa. Van a ser las futuras elecciones municipales y autonómicas a celebrar en mayo de 1983 y sus resultados las que permitan asegurar que AP en Ciudad Real había alcanzado su “mayoría de edad”, las que posibiliten hablar de un afianzamiento real de esta agrupación del partido. Este será nuestro objetivo de estudio en el próximo apartado.

 

 

 

3. AP Y LA AUTONOMÍA: EL CICLO ELECTORAL DE 1983.

 

Tras las exitosas elecciones generales de 1982, que como queda dicho supusieron además el asentamiento definitivo para la joven democracia, AP iba a terminar de consolidarse en el ámbito político con su total reestructuración interna a nivel provincial. Este proceso estaría marcado por la celebración del IV Congreso Provincial de la formación que tuvo lugar el 13 de febrero de 1983 en el salón azul del hotel El Molino de Ciudad Real.

Estuvieron presentes por parte de la Junta Directiva madrileña, Jesús Sepúlveda, el Gerente Regional Luis Martín Aznar, y la adjunta de Secretaria General de acción territorial y a día de hoy Ministra de Sanidad, Ana Mato, junto a una gran representación de Nuevas Generaciones y de miembros y afiliados de toda la provincia.  La mesa del Congreso estuvo presidida por Ignacio Marcilla Cabanillas, José Luis Ruiz López y Jesús Ordaz. Intervino Juan Ángel del Rey Castellanos que ejercía como Presidente de la Junta Rectora Provisional, tras la dimisión de Consuelo García Balaguer el 21 de diciembre de 1982.

 Del Rey Castellanos explicó la peculiar situación interna que atravesaba el partido tras la marcha de García Balaguer y las pugnas que se estaban produciendo dentro de una formación que estaba en pleno crecimiento electoral, pidiendo a todos los afiliados que este fuera el Congreso de la unidad.

Se aprobaron las ponencias sobre agricultura y ganadería defendida por Luis Ruiz Sobrino, a la que se añadieron las enmiendas efectuadas por Julián López Camarena sobre ordenación de cultivos y tierras, de Domingo Triguero sobre política de precios, de Leandro Laguna sobre embalses, y de García Santillán sobre la problemática de Cabañeros de cara a la posible creación de un campo de pruebas militares.

Posteriormente se procedió a la votación de la única candidatura presentada: la de Juan Ángel del Rey Castellanos, resultando proclamada por ochenta y tres votos a favor y veintitrés en blanco.  A continuación se acordó nombrar a Fernando de Juan, miembro del Consejo Político Nacional de AP en representación de nuestra provincia. Este fue el último cargo simbólico que ostentó el primer Presidente Provincial de AP.

Al nuevo Presidente provincial Juan Ángel del Rey Castellanos, le acompañaron en la Junta Directiva Provincial, el diputado y el senador elegidos en los comicios de 1982 como miembros natos, Manuel Díaz-Pinés y José Luis Aguilera Bermúdez. Formaron igualmente de la Junta el Secretario General, Luis Ruiz Sobrino y los vocales Pedro Ruiz, Domingo Triguero, Félix Laguna, Luis Toledano, Isidoro López Francia, José Antonio Velasco, Felipe Alarcón, Consuelo García Balaguer, Baldomero Sánchez, José María Espinar, Milagros Ordejón, Ignacio Marcilla, Pedro Aranguez, Francisco de los Reyes, María Victoria García, José García Laguna, Juan Peñuela, Desiderio Carrasco, Santos Herreros y Enrique Fernández Pacheco.

En la clausura el presidente provincial anunció la creación de varias vicesecretarias para poder abordar de forma minuciosa todos los aspectos políticos y organizativos del partido y trazó unas líneas de trabajo basadas en la reconciliación y la recuperación de hombres valiosos que estaban fuera del partido, en clara alusión a Pedro Peral y Fernando Cabanes. Cerró el Congreso el Vicepresidente Nacional, Gabriel Camuñas (cuyo nombre se había barajado como candidato por Ciudad Real en las elecciones de 1979) quién indicó que “había que dejarse de enfrentamientos internos y preocuparse más por ganar las próximas elecciones municipales y ayudar a España a salir de la crisis que acrecienta el PSOE en nuestro país”.[22]

Para algunos observadores de aquel tiempo, la sustitución del equipo de García Balaguer se vito determinada por el hecho de que el desarrollo de la organización acabó desbordándoles. El cambio resultó ser positivo, notándose en una mejor cualificación de los cuadros del partido y en la llegada de mayores recursos económicos.[23]

Pasado el Congreso Provincial y con la noticia de la disolución oficial de UCD el 18 de febrero de 1983, se puso de nuevo en marcha la maquinaria electoral de los partidos políticos de cara a las elecciones municipales y autonómicas a celebrar el 8 de mayo de 1983. El día 31 de marzo se hicieron oficiales las noventa y tres candidaturas para la provincia  de AP. Respecto a las municipales de 1979 se observa un cambio cuantitativo enorme en el número de candidaturas. En estos comicios de 1983 se completan candidaturas en la práctica totalidad de los municipios de la provincia, mientras que en 1979 no se cubría ni la mitad de las localidades, dejando sin candidaturas municipios de gran entidad como Puertollano o Manzanares. Por tanto hay que subrayar que en 1982 la consolidación de AP como organización territorial es definitiva. Aparecieron bajo el sello de una coalición que se había firmado en todo el país y en la provincia el 18 de marzo entre AP y el PDP, liderado en la provincia por Mauro García Gaínza-Mendizabal. También  UL (Unión Liberal) formaría parte de dicha coalición de cara a las elecciones municipales y autonómicas. 

En Ciudad Real capital la candidatura de AP-PDP-UL fue encabezada por el hasta entonces alcalde de UCD Lorenzo Selas Céspedes, que en las elecciones de 1987 se presentaría encabezando la lista del PSOE y que resultaría ganador en todos los comicios a los que concurrió. Fue seguido en la lista de AP por Luis Ruiz Sobrino, Francisco de los Reyes Prous, Javier Naharro Arteche, Luis Villaseñor Trujilllo y Carlos López Camarena entre otros…

Frente a Selas Céspedes, por parte del PSOE se presentaría de cabeza de lista José María Barreda Fontés, posterior presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha (2004-2011).[24]

En otras localidades importantes de la provincia, la lista de AP-PDP-UL fue liderada por: Manuel Callejas en Almagro, Daniel Almansa en Bolaños, Domingo Triguero en Pozuelo de Calatrava, Fernando Camarena Rodríguez en Piedrabuena, Concepción Balmaseda en Malagón, Esteban López Vega en Valdepeñas, Pablo Gómez Yébenes en Miguelturra, Ramón García Casarrubios en Campo de Criptana, Antonio Olmedo en Pedro Muñoz, Julio Montalbán en Socuéllamos, Juan Alfonso Padilla en Argamasilla de Alba…[25]

Durante la campaña electoral, se visitaron todos los municipios de la provincia y se sucedieron los diferentes actos electorales. Podemos destacar la visita de García Balaguer a Los Cortijos y a La Solana el 20 de abril. El 25 de abril se visitó Valdepeñas para realizar un importante acto electoral en la casa de cultura, con la presencia del alcalde y candidato de AP Esteban López Vega[26] y los candidatos autonómicos García Balaguer y Mauro García Gaínza-Mendizabal, con gran asistencia de público.[27] Destacamos también la fiesta juvenil organizada en la discoteca Impala de la capital, para atraer al electorado más joven. Contó con la presencia de los candidatos municipales y del Vicepresidente Nacional del PDP José Luis Álvarez el 29 de abril.

El 4 de mayo hubo actos electorales en La Solana, Fuencaliente, Granátula y Villar del Pozo, con la presencia de los candidatos a las alcaldías junto a los candidatos autonómicos. El 5 de mayo en Ciudad Real, Agudo, Almadén con el candidato autonómico y a la alcaldía Luis Toledano, Valenzuela, Almagro, Manzanares con el candidato a la alcaldía Emiliano García Roldan, Membrilla, Villahermosa, Fuenllana, Alhambra y Daimiel con su candidato Jesualdo Sánchez Bustos.[28]

El acto de cierre de campaña tuvo lugar el 6 de mayo en el teatro Quijano de Ciudad Real, donde se congregaron casi mil afiliados y simpatizantes para escuchar las intervenciones del candidato a la alcaldía Selas Céspedes, el candidato número uno al parlamento autonómico por la provincia de Ciudad Real, Francisco Cañizares de Lera, el número  dos Mauro García Gaínza-Mendizabal,  el presidente provincial Del Rey Castellanos y el senador José Luis Aguilera.

Respecto a las primeras elecciones autonómicas en Castilla-La Mancha celebradas también el 8 de mayo de 1983, se realizaron según la Ley Orgánica del Estado de la Autonomía de Castilla-La Mancha del 10 de agosto de 1982. Esta Ley señalaba que la circunscripción electoral era la provincia y que el total de diputados regionales a elegir oscilaría entre un mínimo de cuarenta y siete escaños y un máximo de cincuenta y nueve. Inicialmente se fijaron cuarenta y cuatro diputados con la consiguiente distribución: Albacete nueve, Ciudad Real diez, Toledo diez, Cuenca ocho y Guadalajara siete. Posteriormente se han ido ampliando y modificando el número de diputados regionales y a día de hoy se sigue debatiendo la reducción del número de diputados en las Cortes regionales.

 

TABLA 5

ELECCIONES MUNICIPALES DEL 8 DE MAYO DE 1983

RELACIÓN DE CANDIDATOS DE AP Y RESULTADOS EN LAS LOCALIDADES MÁS IMPORTANTES DE LA PROVINCIA

LOCALIDAD

CANDIDATO

Nº CONCEJALES

% VOTOS

VOTOS

Ciudad Real

Lorenzo Selas Céspedes

15

55,12%

11.938

Puertollano

Antonio García Rodríguez

6

23,21%

5.439

Valdepeñas

Esteban López Vega

13

59,41%

6.925

Tomelloso

Antonio Montaña Gómez

4

20,14%

2.518

Alcázar de San Juan

Francisco Javier Bravo Toledo

5

24,69%

3.354

Manzanares

Emiliano García Roldán

7

41,57%

3.614

Daimiel

Jesualdo Sánchez Bustos

2

11%

941

Campo de Criptana

Ramón García-Casarrubios

5

30,5%

2.185

Fuente: DEMOSCOPIA: Atlas electoral de Castilla-La Mancha (1976-1993), Toledo, Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, 1994, 2 vol. http://www.infoelectoral.mir.es/min/ Boletín Oficial de la Provincia de Ciudad Real, 4 de abril de 1983. Elaboración propia

 

La candidatura autonómica de AP por Ciudad Real era una candidatura integrada por hombres y mujeres de la provincia y estaba encabezada por Francisco Cañizares de Lera, seguido por Mauro Vicente García Gaínza-Mendizabal, Consuelo García Balaguer, Luis Toledano Salvador, María Victoria García Sánchez, Dionisio Lara Porra, Santos Herreros García-Consuegra, Eulogio Jesús Ordaz Rodríguez, Baldomero Salido Chumillas, Manuel López Francia y como suplentes, José Luis Ruiz López y José Martín Barrera.

Las candidaturas opuestas del PSOE en la provincia estaban lideradas por Javier Paulino, la del PCE por Reyes Hidalgo y las del CDS por la ex senadora de UCD Cecilia Raposo Llobet.

Los resultados de las municipales de 1983 para AP son bastante más positivos que los de las anteriores municipales de 1979, por lo que se puede decir que su consolidación como partido con aspiración de gobierno ha calado entre el electorado de la provincia de Ciudad Real. Con un 35,91% de los votos en la provincia, se acerca mucho al 44,83% del PSOE que gana las elecciones, le siguen a mucha distancia en votos el PCE con un 6,425 y el CDS con un 1,46%, y se mantienen con un 11,38% otros grupos independientes.[29]

En cuanto al número de concejales en la provincia, el PSOE obtiene cuatrocientos cincuenta y seis, AP consigue cuatrocientos diez, frente a los diez y ocho concejales obtenidos en 1979, supone un aumento sin precedentes. El PCE llega a treinta y cinco concejales, el CDS veinte concejales y los distintos grupos independientes ciento ocho.

Las alcaldías en las que se llega a gobernar en Ciudad Real, son cuarenta y ocho para el PSOE, treinta y siete para AP, dos del PCE una de ellas es significativa como Socuéllamos y doce alcaldías de los independientes, destacable la de Daimiel con el también diputado provincial Apolonio Díaz de Mera.  Entre las treinta y siete alcaldías conseguidas por Alianza Popular hay que destacar la de la capital en manos del independiente Lorenzo Selas Céspedes, la de Valdepeñas para el antiguo alcalde de UCD Esteban López Vega, la de Campo de Criptana con Ramón García-Casarrubios Quiñones con el apoyo de la API (Agrupación Popular Independiente), Bolaños para Daniel Almansa, Villarubia de los Ojos, Malagón y Membrilla…

En lo que se refiere a la Diputación Provincial de Ciudad Real, el PSOE llega a los catorce diputados provinciales y se alza con la presidencia en favor del concejal de Tomelloso, Francisco Javier Martín del Burgo, que más tarde seria Viceconsejero de deporte de la JCCM y Director de la Agencia Española Antidopaje. Completarían la corporación provincial, los dos diputados independientes.   Los nueve diputados provinciales de AP fueron:[30]

-                     Luis Ruiz Sobrino, Portavoz del Grupo Popular en la Diputación y concejal en Ciudad Real.

-                     Daniel Almansa, alcalde de Bolaños.

-                     Baldomero Salido, alcalde de Fuenllana.

-                     María Victoria García Sánchez, concejal en Tomelloso.

-                     Esteban López Vega, alcalde de Valdepeñas.

-                     García Santillán de los Ríos, concejal en Ciudad Real.

-                     Domingo Triguero Expósito, alcalde de Pozuelo.

-                     Basilio Luna Montoya, concejal en La Solana.

-                     Eugenio Moya Nieto-Balmaseda, concejal de Infantes.

 

Respecto a los resultados de las elecciones autonómicas, hay que destacar la victoria del PSOE, y la llegada a la presidencia de la Junta de Comunidades de José Bono Martínez[31], candidato a la Junta de Comunidades por el PSOE con el apoyo de la Ejecutiva Federal tras una dura pugna con el primer presidente socialista de la Junta de Comunidades Jesús Fuentes Lázaro. El PSOE con veintitrés diputados frente a los veintiuno de AP, domina el Parlamento regional. Por provincias el PSOE vence en todas, menos en Guadalajara y Cuenca. En Toledo el margen es muy escaso, apenas un punto de diferencia, mientras que en Albacete y Ciudad Real con un 50,82% frente al 39,36% de AP, la diferencia en votos es mayor. El PCE se mantiene en todas las provincias en torno al 7% y no obtiene ningún  diputado, mientras que el CDS no supera el 4% en ninguna provincia y tampoco consigue ningún acta.

Los primeros diputados regionales de AP en la provincia ciudadrealeña fueron Francisco Cañizares de Lera que actuó como portavoz del grupo parlamentario regional, Mauro García Gaínza-Mendizabal, Consuelo García Balaguer que fue la única mujer en las primeras cortes regionales, y Luis Toledano. Estos cuatro diputados se mantuvieron en las posteriores elecciones de 1987, salvo Consuelo García Balaguer que fue sustituida por Esteban López Vega.[32]

Estas primeras elecciones autonómicas han de valorarse con precaución ya que al ser las primeras no se podía calibrar la participación de los votantes. Dentro del seno interno de AP regional, existía una cierta desorganización propia de la unión de cinco provincias que no tenían un pasado común. Buena prueba de ello fue que no existió un candidato formal de AP-PDP a la presidencia de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, aunque el candidato más influyente era Javier Rupérez[33], antiguo militante de UCD, ahora integrado en el PDP y futuro diputado regional por Cuenca.

Por tanto, 1.230.011 electores estaban convocados el 8 de junio de 1983 a las urnas, de los que 901.872 votantes ejercieron su derecho. El resultado total de AP en la región en número de votos fue de 364.676 sufragios, por los 416.177 del PSOE. En Ciudad Real AP llegó a los 94.929 votos, y el PSOE 122.580[34]. Con estos datos, AP pudo dar por buenos estos resultados, ya que el número de votos se mantenía en ascenso en comparación con los comicios anteriores.

Pasadas las elecciones y las vacaciones estivales, la Dirección Provincial de AP reanudó su actividad, esta vez con una visita el 26 de agosto de 1983 a Alcázar de San Juan, para la creación de una Junta Gestora entre los miembros de la Junta Local. En ella fue nombrado presidente, el portavoz de AP en el Ayuntamiento, el concejal Francisco Bravo.[35]

Durante el mes de agosto se conocieron los problemas del diputado Manuel Díaz-Pinés con la Dirección Provincial del partido a la que acusó públicamente de “estar actuando autoritariamente, con unos miembros que se han hecho con el poder de un modo misterioso, sin la suficiente preparación y capacidad política para llevar las riendas del Partido, existiendo relaciones en el ámbito cinegético entre el sector bancario y sanitario”. Ante estas acusaciones la Dirección Provincial del Partido elevó un expediente disciplinario al Comité Nacional para que actuaran con las medidas disciplinarias oportunas. Por su parte Díaz-Pinés también presentó ante el órgano central alegaciones sobre irregularidades de la Dirección Provincial y la irregular composición del Comité Ejecutivo Provincial.

El 11 de noviembre se reunió la Junta Directiva Provincial en la sede capitalina, estuvo presidida por Del Rey Castellanos, junto a los Vicepresidentes Aguilera Bermúdez, Cañizares de Lera, y el Secretario Ruiz Sobrino y García Balaguer. En la junta se habló de la campaña de afiliación a nivel nacional que a fin de año llegaría a las 200.000 afiliaciones en todo el país, y 2.500 en la provincia.  Otro tema que se puso encima de la mesa fue la participación como compromisarios en el II Congreso Regional de AP a celebrarse en Toledo el 19 de noviembre de 1983, junto a otros temas como la creación de unos nuevos estatutos que entrarían en vigor tras la finalización del VI Congreso Nacional de AP que se celebraría el 27, 28 y 29 de enero de 1984 en Barcelona.[36]

En este II Congreso Regional, se ratificó a  Arturo García Tizón como Presidente Regional de AP. Juan Ángel del Rey Castellanos ocuparía una de las tres Vicepresidencias, junto a Francisco Tomey, Presidente de la Diputación de Guadalajara, y Gumersindo Navarro, presidente provincial de AP en Albacete y vicepresidente segundo de las Cortes de Castilla-La Mancha.  El Presidente de la Junta Local de Campo de Criptana y miembro de la Ejecutiva Provincial, José Minguijón sería nombrado Vocal del Comité Ejecutivo Regional.  Francisco Cañizares ocuparía una de las seis Coordinaciones, José Luis Moreno-Manzanero, Vicepresidente Provincial, sería designado Secretario General adjunto al Secretario Regional, Ángel Fernández García, y José Luis Aguilera fue elegido Secretario del Consejo Político Regional.[37]

Y finalmente se cerraría la actividad política del año 1983, el 17 de diciembre con un encuentro entre miembros de NNGG en Ciudad Real, con el Presidente Regional de la organización juvenil Mariano Colmenar Palomares, acompañado por el Vocal de acción territorial Carlos Simón, junto a la Presidenta Provincial Gracia Carbelo Caballero y miembros de las juntas locales de Almadén, Villarubia de los Ojos y Miguelturra.[38]

De esta forma se cerraría un año en el que Alianza Popular se consolidó electoralmente, se expandió en todo el territorio provincial, pero que en su organización interna aun mantenían unas luchas internas que no terminarían de cerrarse en un largo periodo.

 

 

4. BIBLIOGRAFÍA

 

ARCEO VACAS, J.L.: El regreso de Alianza Popular, Temas para el debate Núm. 107, Octubre 2003.

BAÓN RAMÍREZ, R.: Historia del Partido Popular: del franquismo a la refundación, Ibersaf Editores, Madrid, 2001.

CACIAGLI, M.: Elecciones y partidos en la Transición española, Madrid, Centro de Investigaciones  Sociológicas, 1986.

CARRIÓN SANCHEZ, P.J.:” La reconversión democrática en la derecha: Alianza Popular” (1977-1979), Congreso Internacional Historia de la Transición en España, Almería, 2011.

CASTELLANOS LÓPEZ, J. A.: La Transición Democrática en Castilla-La Mancha (1976-1983), Proceso autonómico y construcción regional, Toledo, Consejo Económico y Social de Castilla-La Mancha, 2007.

CASTELLANOS LÓPEZ, J. A.: La Transición democrática y cambio político en Ciudad Real (1967-1982), Biblioteca de Autores Manchegos, Ciudad Real, 2011.

CASTELLANOS LÓPEZ, J. A., “Prensa escrita en transición. El cambio político hacia la democracia a través del diario Lanza de Ciudad Real”, en VI Simposio de Historia Actual. Sociedad de masas, medios de comunicación y opinión pública. Logroño: IER, 2006.

DÁVILA, C.A.: De Fraga a Fraga: crónica secreta de Alianza Popular, Barcelona, Plaza & Janes, 1989.

DEMOSCOPIA: Atlas electoral de Castilla-La Mancha (1976-1993), Toledo, Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, 1994, 2 vol.

DÍAZ-NOSTY, B. (Dir.):” Cortes Generales 1979-1983”. Partidos Políticos, elecciones legislativas, biografías de los parlamentarios, Madrid, José Maya, 1979.

GONZÁLEZ-CALERO, A.:” La Transición, 1975-1983”, en V.V.A.A.: La historia de la provincia de Ciudad Real, Ciudad Real, Biblioteca de autores manchegos, Diputación de Ciudad Real, 1986.

GONZÁLEZ CALLEJA, E. y J. MORENO LUZÓN: Elecciones y parlamentarios: dos siglos de historia en Castilla-La Mancha, Toledo, JCCM, 1993.

GONZÁLEZ MADRID, D. A.:” El Franquismo y la Transición en España”. Desmitificación y reconstrucción de la memoria de una época, Madrid, Catarata, 2008.

IZQUIERDO COLLADO, J. D.: Las elecciones de la Transición en Castilla-La Mancha, 1975-1995, Albacete, Instituto de Estudios Albacetenses, 1994.

LINZ, J. J.: Continuidad y discontinuidad en la élite política española: de la Restauración al régimen actual, en Estudios de Ciencia Política y Sociología, Madrid, 1979.

LÓPEZ NIETO, L.: Alianza Popular: Estructura y evolución electoral de un partido conservador (1976-1982), Madrid, Centro de Investigaciones Sociológicas, 1988.

MONTERO GIBERT, J. R.: “Los fracasos políticos y electorales de la derecha española: Alianza Popular” (1976-1986), en Revista española de Investigaciones Sociológicas, núm. 39, 1987.

PENELLA, M.: Los orígenes y la evolución del Partido Popular: una historia de AP (1973-1982), Valladolid, Caja Duero, 2005.

SÁNCHEZ SÁNCHEZ, I.: Historia de la Diputación de Ciudad Real (1835-1999), Ciudad Real, Biblioteca de autores manchegos, Diputación de Ciudad Real, 1999.

TUSELL, J. y A. SOTO: Historia de la Transición y consolidación democrática en España (1975- 1986), Madrid, Alianza, 1996.

VV.AA.: La historia de la provincia de Ciudad Real, Ciudad Real, Biblioteca de Autores Manchegos, 1986.

VV.AA.: XXX Años de Ayuntamientos democráticos en Alcázar de San Juan, Alcázar de San Juan, Patronato Municipal de Cultura, 2011.

 

 

 



[1] DEMOSCOPIA: Atlas electoral de Castilla-La Mancha (1976-1993), Toledo, Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, 1994, 2 vol.

 

[2] LÓPEZ NIETO, L.: Alianza Popular: Estructura y evolución electoral de un partido conservador (1976-1982), Madrid, Centro de Investigaciones Sociológicas, 1988. Pág. 189-214

[3] Miguel Enríquez de Luna y Baíllo, político proveniente de una familia noble de Campo de Criptana, es padre de Íñigo Enríquez de Luna actualmente es el Portavoz  del PP en la Asamblea de Madrid. Véase en http://www.iñigohenriquezdeluna.es

[4] Lanza: 18 de noviembre de 1979. Pág. 4

[5] Ídem: 16 diciembre de 1979. Pág. 9

 

[6] Lanza: 29 de octubre de 1980. Pág. 3

[7] Ídem: 16 de febrero de 1981. Pág. 7

[8] Lanza. 29 de agosto de 1981. Pág. 3

[9] Ídem. 1 de noviembre de 1981. Pág. 4

[10] Lanza: 27 de enero de 1982. Pág. 6

[11] Ídem: 2 de marzo de 1982. Pág. 3

[12] Ídem 7 de marzo de 1982. Pág. 2

[13] Ídem 5 de mayo de 1982. Pág. 10  

[14] Ídem: 14 de mayo de 1982. Pág. 7

[15] Lanza: 26 de junio de 1982. Pág. 7

[16]Ídem: 6 de agosto de 1982. Pág. 3

[17] Lanza: 2 de septiembre de 1982. Pág. 3

[18]Entrevista con Consuelo García Balaguer, 22 de Mayo de 2013  

[19] Lanza: 9 de septiembre de 1982. Pág. 3

[20] CASTELLANOS LÓPEZ, J. A.: La Transición democrática y cambio político en Ciudad Real (1967-1982), Biblioteca de Autores Manchegos, Ciudad Real, 2011. Pág. 157

 

[21] DEMOSCOPIA: Atlas electoral de Castilla-La Mancha (1976-1993), Toledo, Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, 1994, 2 vol.

 

[22] Lanza: 13 de febrero de 1983. Pág. 5

[23] Documentación proveniente de la sede del Partido Popular en Ciudad Real. Información de los Congresos Provinciales.

[24] Lanza: 31 de marzo de 1983. Pág. 5

[25] DEMOSCOPIA: Atlas electoral de Castilla-La Mancha (1976-1993), Toledo, Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, 1994, 2 vol.

[26] Esteban López Vega, alcalde de Valdepeñas por UCD 1979-1983, por AP 1983-1991.

[27] Lanza: 29 de abril de 1983. Pág. 11

[28]Ídem : 5 de mayo de 1983.Pág. 20

[29] DEMOSCOPIA: Atlas electoral de Castilla-La Mancha (1976-1993), Toledo, Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, 1994, 2 vol.

 [30] VV.AA.: La historia de la provincia de Ciudad Real, Ciudad Real, Biblioteca de Autores Manchegos, 1986.

[31] José Bono Martínez, natural de Salobre (Albacete), es uno de los políticos más importantes de la región. Fue Presidente del Gobierno castellano-manchego durante 1983-2004. Ministro de Defensa 2004-2007 y Presidente del Congreso de los Diputados 2008-2011.

[32] CASTELLANOS LÓPEZ, J. A.: La Transición Democrática en Castilla-La Mancha (1976-1983), Proceso autonómico y construcción regional, Toledo, Consejo Económico y Social de Castilla-La Mancha, 2007.

[33] Javier Rupérez, político y diplomático opositor al franquismo y creador de la revista cuadernos para el diálogo junto a Joaquim Ruiz-Giménez. Candidato de AP-PDP a la JCCM por Cuenca. Fue secuestrado por ETA en 1979. Posteriormente fue diputado al Congreso del PP por Ciudad Real durante 1993-2004. Ha sido embajador en varios países como EEUU.

[34] http://www.cortesclm.es  consultado el 17 de agosto de 2013.

[35] Lanza: 27 de agosto de 1983. Pág. 3

[36] Lanza: 12 de noviembre de 1983. Pág. 4

[37] Ídem: 20 de noviembre de 1983. Portada

[38] Lanza: 22 de diciembre de 1983. Pág. 4

VOLVER

WEBS DE INTERÉS

Isidro Cruz Villegas

Revista Historia Agraria

Revista Historia Social

Centro de Investigaciones Históricas de la Decomcracia Española

Asociación Española de Historia Económica

Seminario de Estudios de Franquismo y Transición

ISSN 2340-8057