Sábado, 16 de diciembre de 2017

Español Inglés

28/12/2013

Arte Español Contemporáneo 1992 – 2013 Editorial La Fábrica.

Rafael Doctor Roncero

Somos un país que ha sido capaz de construir en dos décadas casi un centenar de museos y centros de arte específicos para el arte contemporáneo, algunos tan emblemáticos como el Museo Guggenheim de Bilbao y, sin embargo, no hemos sido hasta ahora capaces de contar ni una sola historia sobre nosotros mismos en este mismo periodo. Con este argumento es el con el que normalmente durante estos últimos meses he partido para presentar el libro Arte Español Contemporáneo 1992-2013 (Edit. La Fábrica). Se trata de un amplio estudio que he dirigido atendiendo esencialmente a la necesidad de cubrir un hueco bibliográfico incomprensible si se tiene en cuenta la grandeza de un sector que ha sido uno de los más visibles y activos en la historia reciente de España; y digo ha sido pues en estos momentos todos los espacios de la cultura se encuentran entre la espada de unos recursos estatales que prácticamente han desaparecido y la pared de una ley de mecenazgo que el partido en el poder llevó como promesa electoral y ahora olvida a la vez que añade una subida del 21% del IVA cultural, que es el más alto para el sector en toda la Unión Europea. 

En una tiempo tan convulso como el que vivimos, es el mejor momento para detenerse y observar quienes hemos sido y quiénes somos, para reflexionar, como debemos ser. Por otra parte, es una época en la que la hipérbole postmoderna perpetua nos lleva a desconfiar de todo gran relato que se pueda presentar y eso dificulta cualquier proyecto historiográfico unívoco. Por tanto, la empresa fue necesaria plantearla desde una nueva perspectiva capaz de dialogar con la realidad del tiempo en el que había sido concebido, que es prácticamente el mismo tiempo en el que iba a ser leída. Así, el relato que presenté no podía ser de otra forma que una historia coral planteada desde una perspectiva de entender que el mundo actual solo es posible de ser contado de una forma transversal, de una manera abierta en la que es posible que un hecho sea leído al mismo tiempo de diferentes formas y que no por eso sea contradictorio. 

El libro lo hemos escrito diez historiadores del arte y cada uno ha tratado uno de los temas propuestos. Diez temas con los que intentamos cumplir la función de plantear una cartografía para atravesar este periodo tan prolijo y desconocido en el arte de nuestro país. Temas y tratamientos diferentes para contar una historia concreta. El resultado es un estudio plural en el que se repasan los siguientes temas: Juan Antonio Álvarez Reyes hará una introducción a las características esenciales de esos veinte años atendiendo a los principales hechos culturales en relación a las artes plásticas. El territorio como tema será el que aborde Gloria Picazo en una visión amplia que va desde el propio análisis del paisaje hasta el de la propia vivienda. El archivo y la memoria, uno de las obsesiones del arte reciente, será tratado por Álvaro de los Ángeles. Por orden, personalmente he tratado en el libro un amplio capítulo titulado "Pensar el mundo" en el que analizo la mirada del artista contemporáneo a su contexto, teniendo especial sensibilidad con los artistas comprometidos con la situación social y política. Tania Pardo analizará el arte relacional de estos años, es decir, el arte que necesita de los demás para ser, el arte que no es forma ni imagen y que prefiere ser acto u acción compartida. Sergio Rubira tratará en su amplio artículo las problemáticas de identidad y género, algo que esencialmente en los años noventa fue una constante en las preocupaciones de los artistas españoles. Oscar Alonso Molina investigará sobre el arte que hace constantes referencias a si mismo, el arte que solo es posible entender desde las claves que el propio entorno artístico impone, el arte de artistas que parece estar hecho para artistas. Beatriz Herráez tratará en un complejo artículo las nuevas narrativas surgidas en estos años, es decir todas aquellas propuestas que han planteado una nueva forma de contar utilizando nuevas o antiguas herramientas. Manuel Segade analizará las propuestas que parten del espacio o las formas, el arte que en estos años se ha realizado, que bien podríamos entenderlo, como evolución de lo que antes entendíamos como escultura. Finalmente David Barro realizará un artículo titulado "la pintura y lo pictórico" en el que demostrará hasta que punto en nuestro país está viva la pintura y como se abren constantemente en torno a ella nuevas perspectivas que la hacen sobrevivir a pesar del surgimiento de nuevas técnicas.

El libro, publicado por la editorial madrileña La Fábrica, no pretende ser ni un espacio para saber "Quien es quién" ni un "catecismo" del arte actual. Lejos de ellos, plantea una lectura abierta que incita a la construcción de nuevas historias que completen las visiones que aquí se han dado, pues más que en ningún momento, es ahora cuando la historia solo tiene sentido de ser entendida y comprendida desde la diversidad de ópticas contrapuestas capaces de generar un acercamiento sensato a la realidad siempre inasible de lo que se cuenta. 

VOLVER

WEBS DE INTERÉS

Isidro Cruz Villegas

Revista Historia Agraria

Revista Historia Social

Centro de Investigaciones Históricas de la Decomcracia Española

Asociación Española de Historia Económica

Seminario de Estudios de Franquismo y Transición

ISSN 2340-8057